Sólo una verdadera obsesión por la calidad permite alcanzar nuevas cotas en cuanto a satisfacción de una clientela fiel. Ese ha sido el objetivo de Juan Mesa en La Chalana de Gijón cada temporada, elaborando una carta que siempre encierra auténticos tesoros.

“Conseguir que todo resulte a la perfección no es tarea fácil. Nosotros no escatimamos en esfuerzos para lograrlo”